baner principal

Competitividad y Cadenas Productivas

Autor: Luis Paz Silva

Competitividad y Cadenas Productivas son dos conceptos que se han escuchado mucho en los últimos años en el Perú.
El año 1995 el Gobierno del Perú, por la suma de $3 millones de dólares, contrató a la Monitor Company, dirigida por Michael Porter, para realizar estudios que identificaran las áreas en las que el Perú podría ser competitivo y las acciones que debería ejecutar para lograrlo. El estudio identificó algunas de las debilidades que limitan nuestro desarrollo y que en algunas regiones, como Arequipa, en vez de corregirse han empeorado. El estudio quedó archivado.

Pero los peruanos somos porfiados y de mala memoria. Nuevamente, la Corporación Andina de Fomento en colaboración con un instituto de Costa Rica y la Universidad del Pacífico, bajo la dirección de la misma Monitor Company vuelven a realizar estudios y a trabajar el tema de la competitividad. Esta vez ya no es sólo el Perú o Colombia, sino los cinco países del Grupo Andino y en todos estos países se forman organizaciones con el lema “Colombia Compite” o “Perú Compite” y se instalan Consejos Nacionales de Competitividad. Simultáneamente, este grupo trabaja el tema de las Cadenas Productivas. Hace un año se concluyeron los estudio sobre la Cadena Productiva del Algodón  y sobre la Cadena Productiva de la Fibra de Alpaca y en cada caso se llegó rápidamente a constituir los grupos de trabajo que se encargarían de ejecutar las recomendaciones de esos estudios. Ahí quedó todo y los documentos en algún lugar deben estar archivados.

Podríamos deducir que no es la falta de estudios lo que limita nuestra competitividad, sino la falta de capacidad para aplicar sus recomendaciones.

Quizá podamos entender lo que nos está pasando a los peruanos, si desagregamos los factores que afectan la competitividad bajo un  esquema algo diferente al que estamos habituados. Consideremos 5 grupos de elementos que afectan la competitividad,  fáciles de entender por cualquiera de nosotros. Estos 5 grupos son de diferentes niveles que los podemos clasificar del siguiente modo:

  • Nivel Superior,
  • Nivel Internacional,
  • Nivel Macroeconómico,
  • Nivel Sectorial; y,
  • Nivel Empresarial.

En cada nivel podemos analizar diversos factores que afectan la competitividad, y en este artículo daremos algunos ejemplos de cada nivel.

En el Nivel Superior incluimos la calidad del capital social de los peruanos. Nos referimos a la capacidad para organizarnos, a la cooperación para el desarrollo constante, a nuestro comportamiento individual de acuerdo a los valores que rigen nuestra vida. Llegamos tarde a las reuniones; no respetamos las señales de tránsito; vivimos rodeados de basura; respetamos al que tiene dinero o signos exteriores de riqueza, aunque sea robado; no nos indignamos ante gobernantes que roban o malgastan el dinero del Estado; no sancionamos y hasta premiamos a los que todos sabemos que nos han robado;  no exigimos calidad en los productos y en los servicios, tanto del sector público como privado;  somos "mecedores" y en vez de tomar decisiones mantenemos las situaciones latentes, tal como es el caso del IGV en la agricultura; no cumplimos los contratos y consecuentemente somos muy desconfiados, etc. El record de nuestra incapacidad para tomar decisiones y ejecutar obras o acciones es el caso del Mercado Mayorista de Santa Anita. Los estudios de ubicación de este mercado se concluyeron en 1964, se expropió el terreno en 1965 y hasta ahora está en proceso de construcción. Obviamente, es en este Nivel Superior donde se tienen que dar los principales cambios en nuestro comportamiento, si es que queremos ser competitivos.

 

El Nivel Internacional principalmente incluye nuestra débil representación en las negociaciones comerciales y la continua confrontación entre instituciones peruanas con relación a la defensa de nuestra producción contra medidas adoptadas por otros países. Caso notable de los últimos años han sido los enfrentamientos entre INDECOPI contra SENASA, al considerar medidas sanitarias como si fueran paraarancelarias, o de INDECOPI contra las empresas avícolas, que afectó no sólo a estas empresas, sino que generó temor de concertar entre agricultores para evitar excedentes de producción y caída de precios. No podemos ser buenos negociadores internacionales si no podemos concertar internamente.

 

En el Nivel Internacional, también es importante reconocer el impacto de los subsidios de los países industrializados sobre la agricultura y la economía nacionales, que además hacen difíciles las negociaciones entre agricultores con industriales, tal como se puede apreciar, por ejemplo, en la Cadena Algodón, Desmotadoras, Hilanderías, Textiles y Confecciones y los proveedores de bienes y servicios de esta Cadena ante los desmesurados subsidios de Estados Unidos a los productores y exportadores de algodón.

 

En el Nivel Macroeconómico se considera las Políticas que afectan a toda la sociedad y que tal como se apliquen pueden incrementar la inequidad entre los pobladores, o la informalidad en la producción y el comercio, o incentivar el contrabando, etc. La política tributaria, la política arancelaria, la política monetaria, la política de inversiones y la política de crediticia, deben ser evaluadas con relación a su impacto en la competitividad de las Cadenas Productivas. En los análisis de costo-beneficio de los proyectos de ley y de las normas del Ejecutivo, debería incluirse un análisis de competitividad, para evitar que por descuido o ignorancia se esté rebajando la competitividad del país en general o en un determinado sector o empresa.

 

 

El Nivel Sectorial aparentemente es el más fácil de comprender. Sin embargo, posiblemente por el bajo nivel y calidad  de la educación de los peruanos, da la impresión de que dentro de cada sector y entre los diferentes eslabones de la Cadena Productiva nos quisiéramos destruir y que en cada eslabón prefiriéramos plagiar o adulterar los insumos que proveemos al siguiente eslabón de la Cadena. No sólo adulteramos productos sino hasta llegamos a falsificar firmas y lo admirable es que para robar y desarmar automóviles o para falsificar firmas tenemos una eficiencia que aunque nos indigna, también nos causa admiración. Por qué somos tan eficientes en adulterar bienes y en falsificar documentos, no obstante que dicha eficiencia no se manifiesta en la mayoría de las instituciones públicas o privadas?

 

Finalmente, el Nivel Empresarial es donde cada empresario aplica su capacidad de gestión para ser competitivo en aquellos productos o servicios que genera. Pero, en el Perú, en general, las empresas son muy pequeñas y la tendencia mundial, por la presión de la tecnología y de la competencia,  todas las empresas tienden a fusionarse. La fusión de las empresas aumenta su competitividad y concentra el poder de negociación en monopolios u oligopolios transnacionales, pero genera desempleo. En este ambiente mundial, las empresas peruanas tienen que ser competitivas o desaparecer. Para ser competitivas, el Gobierno (Ejecutivo y Legislativo) y las empresas tiene que evaluar conjuntamente los 5 Niveles indicados, identificar los factores que afectan la competitividad y adoptar las acciones requeridas.

 

Con lo expuesto, es más fácil comprender por qué el trabajo en Cadenas Productivas es más difícil en el Perú que en otros países y no obstante, también  comprender la necesidad de incrementar la competitividad a través de éllas.

 

El trabajo en Cadenas Productivas, bien conducido, con personal bien capacitado, permite corregir algunas de las limitaciones que se presentan en los Niveles de Competitividad, principalmente en el Nivel Superior, y facilita el análisis de los otros 4 Niveles.

 

La metodología que permite lograr resultados positivos del trabajo con las Cadenas Productivas, es la desarrollada por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, denominada "Cadenas y Diálogo para la Acción"-CADIAC . "La Cadena Productiva se utiliza para representar una realidad económica en su globalidad y se puede aplicar en varias esferas de la economía. En el caso de la agricultura es muy útil porque permite una comprensión de su complejidad actual, que supera su realidad anterior limitada a la producción primaria. El concepto de Cadena precisamente articula en el mismo proceso de análisis  al conjunto de los actores involucrados en las actividades de producción primaria, industrialización, transporte y comercialización, distribución y consumo.”

 

 

La experiencia peruana en el trabajo con Cadenas confirma la necesidad de avanzar en una fase de estudio que incluye el conocimiento del contexto internacional y el contexto nacional del producto en sus diferentes etapas de procesamiento; la identificación de la estructura de la Cadena; y, el funcionamiento de la misma. Paralelamente, con la participación de un número creciente de los involucrados en la Cadena dicho conocimiento debe facilitar el diálogo y la concertación.

 

 

La síntesis del análisis de la Cadena debe permitir la identificación de los problemas y cuellos de botella que afectan la competitividad de los eslabones de la Cadena y de la Cadena en su conjunto y que los actores de la Cadena comprendan mejor su rol y su efecto en la competitividad del producto final. También, se logra disminuir la desconfianza entre los actores porque todos disponen de la información básica con relación al producto.

El diálogo basado en buena información permite identificar áreas de reducción de costos y de mejora de la calidad y la identificación de acciones y proyectos que deben realizarse para incrementar la competitividad.

 

 

 

En síntesis, el incremento de la competitividad depende de nuestro comportamiento individual y en la forma en la que nos relacionamos unos con otros. La competitividad de un país depende más de sus valores humanos que de su riqueza natural o de la tecnología disponible. Si llegamos a ponernos de acuerdo en que para incrementar la competitividad es necesario cambiar nuestro comportamiento y la forma en la que nos relacionamos, un Programa de Competitividad de nivel nacional, no puede dejar de identificar acciones y proyectos en este sentido y difundir y perfeccionar el concepto y la metodología del trabajo en Cadenas Productivas.

Autor: Luis Paz Silva